FAQ

FAQ-En mi carrera como profesor de piano me he encontrado con diversos preguntas o afirmaciones de alumnos que de acuerdo a mi juicio son erróneas.

Aquí les enumero alguna de ellas he intento dar respuesta desde mi humilde punto de vista a muchos paradigmas que envuelven al aprendizaje del piano y que son aplicables
a muchas cuestiones de la vida.

1- Afirmación: No tengo oído para tocar una pieza musical.
En principio, salvo personas con capacidades auditivas diferentes todos tenemos oidos para escuchar. Beethoven fue perdiendo sus capacidades auditivas e igualmente sigió siendo un compositor genial.
Escuchar es uno de los 5 sentidos innatos que adquirimos al nacer. Por lo tanto vaya uno a saber qué significa “tener buen oído”. En mi caso, todavía no lo entiendo.

2- ¿Estudiar el piano es una cuestión de intuición?
No. La intuición es algo que no nos diferencia de los animales. Lo que nos diferencia de los animales es nuestra capacidad cognitiva. Aprender el piano es una capacidad cognitiva.
Puede existir gente más osada en largarse a tocar algo pero no va a llegar muy lejos ni muy cerca tampoco. El secreto está dentro de nuestros cerebros.

3- Estudié piano de pequeño pero terminé abandonando; me gusta pero no sirvo para esto.
Error. Abandono por una única y exclusiva razón. No existía progreso. Si estudió de pequeño es porque le apetecía tocar el piano. El problema es que tanto esfuerzo era en vano.

4- Repito una y otra vez la pieza pero no mejoro.
Mal. Repetir una y otra vez es desperdiciar el tiempo. El secreto es estudiar de forma inteligente. Hay que descomponer la pieza en varios subconjuntos de piezas. Identificar los pasajes más difíciles y empezar allí mismo.
Descomponer la pieza es fundamental y lograr mecanismos que faciliten ese pasaje especifico dándole un trato especial.

5- No puedo coordinar las manos.
Más lento o más rápido se pueden coordinar las manos. Con un mínimo de conocimiento, los pocos pasajes difíciles se estudian con manos separadas y los fáciles se abordan directamente con manos juntas.
El secreto es en definitiva cómo el cerebro de cada persona decodifica de manera más eficiente y habilita la ejecución de dedos, manos codos y brazos.
La experiencia me indica que cada persona es diferente y por aspectos adquiridos de su personalidad en su etapa de temprana edad, tiene más facilidad de una u otra forma. La facilidad está en alguna parte y el secreto es encontrarla.
6- ¿Cómo hago “yo” para que la información del cerebro al cuerpo sea lo más rápida posible?

Depende. En algunos casos hay alumnos muy aplicados en lectura, solfeo y digitación y en ese caso personalmente utilizo el JUEGO cómo parte del truco. Por más bien leída que esté la pieza musical, no significa que haya sido aprendida.
Saco la partitura del atril y le pido que cambiemos la métrica como puede ser por ejemplo por citar alguno, que comience a tocar desde el cuarto tiempo de un compás en vez del primero. Que toque un acorde en la parte que va en realidad un arpegio difícil. En definitiva, el acorde es la fórmula matemática infinita de tocar un arpegio lo más veloz posible.
En vez de tocar lento para después acelerar el tiempo del compás, les pido que hagan lo contrario. Tocan a la máxima velocidad posible para recién después aminorar la marcha. El objetivo con estos alumnos es desestrucurarlos de su propio encarcelamiento.
En otros casos tengo alumnos que no quieren saber nada de leer. Aquí procedo de manera muy diferente. Esta es una típica conversación con un alumno mío mientras va avanzando en la ejecución de una pieza. Octava, Si menor, semitono abajo en la mano izquierda, abro derecha, blancas, en el medio queda igual, la izquierda nada, respiro, mayor, nada, negras.
Bueno, esto puede parecer un diálogo de locos, pero les aseguro que no. Dónde le diga la palabra equivocada, ellos se equivocan. Esta forma de aprender es una especie de código que se genera entre profesor-alumno. El secreto no es el juego como con el alumno anterior. Aquí lo que importa es la IMAGEN O mapeo del piano. Como sé que cuando este alumno estudie para la próxima lección no va a leer nada, entonces de tarea domiciliaria les pido lo siguiente:
Primero, en voz alta vocaliza octava; luego toca la octava; vocaliza abro la derecha, toca abriendo la derecha; quinto dedo arriba; ejecuta quinto dedo. A la clase siguiente las manos y dedos ya saben lo que tienen que hacer y queda sorprendido.
Cada uno de nosotros tenemos una forma particular de trasmitir órdenes a nuestro cuerpo y básicamente es mi tarea, descubrir junto a ellos cuál es la óptima.
Lo que se obtiene con todo esto es indudablemente desarrollar el coeficiente intelectual y el objetivo fundamental es demostrarles y demostrarse a uno mismo cómo puede lograr resultados que eran impensados en un principio.
De esta manera se logra una mejora continua, el deseo de una mayor superación y mantener una motivación constante. Esto es lo que lleva a prácticamente cualquier ser humano pueda ser un concertista de primer nivel.


Comentarios

FAQ — 3 comentarios

  1. Hola buenas tardes.
    Gracias por su ayuda al escribir lo precedente.
    Mi consulta es porque estoy tocando ejercicios que precisan usar toda la extensión del piano y son tocados con ambas manos en la misma octava y claro, cuando llego a la última octava (e incluso en la primera) me cuesta mucho porque tengo que mantener mi cuerpo muy inclinado y un brazo totalmente estirado y otro totalmente contraído…
    En fin, agradecería mucho algún consejo al respecto y desde luego cualquier frase de ánimo sería bien recibida 🙂 porque realmente me estoy empleando a fondo y amo mucho tocar y a veces los progresos se demoran…
    Mil gracias y buen día!

  2. excelentes comentarios, en verdad se que aprender algo es cuestion de la constancia y dedicacion, pero de igual forma a veces me desespero por la cordinacion de manos, pues al momento de ejecutar una pieza me es algo complicado y tengo que practicar y practicar, el solfeo me ayuda mucho con el oido pero casi no lo pongo en practica, lo que si me gustaria aprender es leer partituras mas agilmente . sin mas por el momento saludos desde Mexico, Monterrey , Nuevo leon!!!!

    • Hola Adolfo: ¿Coordinación y leer más agil? Prueba lo siguiente:
      1- lee 1 sólo compás de la partitura de ambas manos. Primero una mano, luego la otra.
      2- No leas más!!! Visualiza donde están las notas en el mapa (piano).
      3- Si puedes observa las distancias (intervalos) entre cada nota y la siguiente.
      4- Luego toca cambiando la partitura. Haz acordes con las notas, cambia la métrica original y tócalo con un solfeo inventado. Acelera, frena, descansa y respira. Sólo debes jugar para adquirir la técnica y la memoria. Por arte de magia, podrás tocarlo mirando al techo.
      5- Repite el mismo procedimiento pero en grupos de cada 4 compases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *