Acordes Adyacentes

Una simple progresión suave de acordes adyacentes en triadas pertenecientes a la escala de Do mayor y sus respectivos Modos. Principios generales de la rearmonización tonal.
En una progresión de acordes el movimiento más suave se genera cuando cada nota individual del acorde varía lo mínimo posible en función de cada nota del acorde anterior.


Por ejemplo, empezamos la progresión con el acorde de C y vamos cambiando la quinta del acorde que en el caso sería G (Sol es la 5ta. de C) y subimos un tono a LA (A). Las otras dos notas del acorde de C (Do Mayor)quedan igual.
Con cambiar una sola nota adyacente, la quinta en el ejemplo, 1 tono más arriba, nos quedan C – E y A. Entonces tenemos un nuevo acorde que es el de Am. Seguimos cambiando sólo una nota, la 5ta. de cada acorde y pasamos de Am a F. Aquí al revés que en la vida, la ley del menor esfuerzo funciona y da resultados eficaces. Con un pequeño cambio utilizamos una serie de acordes y que por si fuera poco todos son acordes de los diferentes Modos de la Escala Mayor. Pasamos por CM,Am,FM,Dm,Bo,G7,Em y resolvemos nuevamente en C.
Luego hacemos lo mismo pero de forma inversa. Comenzamos por CM pero la única nota que cambia para el siguiente acorde es la tónica, es decir el mismo C, 1 tono más abajo, y el acorde pasa a ser Em, luego G7, Bo, Dm, FM,Am y vuelve a cerrar en CM. Nuevamente esta otra progresión, también contempla los 7 modos de la escala mayor.

Aquí está el principio y la clave del porque cuando escuchamos a grandes pianistas, nos parece que una canción que ya conocemos nos resulta genial. La secuencia o progresión de acordes son una de las claves más importantes para enriquecer el tema que nos planteemos tocar. En el caso que una partitura con cifrado americano nos indica CM, podemos probar cualquiera de estas progresiones tocando todos los acordes SIN IMPORTAR QUE LA INDICACIÓN SEA SOLO DE DO MAYOR.
Porque? Porque todos estos acordes forman parte de la gran familia de DO MAYOR. Obviamente hay que tener en cuenta que nos de el tiempo de entrar los 8 acordes por lo menos en 2 o 4 compases de cifrado en CM y también es una cuestión de gustos del improvisador. El otro aspecto interesante es que esto es sólo un hilo de la madeja ya que las progresiones son muy numerosas, de las sencillas como estas y de las más complicadas que no puedan ni imaginarse la complejidad de la progresión. De todas formas, sigue vigente que cuanto más cercano un acorde del otro es garantía de un buen enlace de acordes.

SIGUIENTE LECCION»»»


Comentarios

Acordes Adyacentes — 2 comentarios

  1. Excelente sitio.
    Desde el punto secular, me dedico a instruir ministros de la música cristianos.
    No recibo aportaciones financieras, ni materiales. Lo hago por amor al Dios de la Biblia.

    Muy útil este sitio, pero no lo cito de referencia para no caer en un posible conflicto de interés dado que mi aportación es libre de cualquier costo.
    Que Dios le bendiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *